El Futuro de los Trabajadores Seniors

EL FUTURO DE LOS TRABAJADORES SENIORS

El Futuro de los Trabajadores Seniors

EL FUTURO DE LOS TRABAJADORES SENIORS

“¿DÓNDE TE VES DENTRO DE 10 AÑOS?”

 

Con esta pregunta, sacada directamente el manual de toda entrevista de trabajo que se precie, ponían a prueba a Ben Whittaker, el personaje que interpretaba Robert De Niro en la película El Becario. Y, aunque en el filme se deja claro que no es correcto preguntar por el futuro laboral de una persona mayor, lo cierto es que no era una cuestión tan descabellada.

Actualmente, el 15,2% de la población ocupada tiene más de 55 años y la cifra continuará ascendiendo hasta llegar a los 67 años en 2025, según datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA). Esta situación, que está íntimamente relacionada con un cambio demográfico, supondrá una reactivación de la vida laboral de los trabajadores seniors.

Esta “vuelta al trabajo” se aleja de la clásica idea popular de lo que debería ser la jubilación – un oasis de paz, tranquilidad y tiempo libre – pero podría aportar grandes beneficios a este colectivo. El envejecimiento activo, que consiste en explotar el potencial en cuanto a bienestar físico y social, jugaría un papel importante en la salud de los trabajadores.

A pesar de ello este movimiento tiene sus detractores, quienes asumen que si una persona en edad de jubilarse continúa trabajando sólo puede ser por motivos económicos. En la película El Becario, de Nancy Meyers, se plantea continuamente esta cuestión. Los trabajadores más jóvenes no pueden entender que un señor de 70 años siga teniendo ilusión por despertarse todos los días para ir a la oficina. Ben, por su parte, no concibe su futuro sin poder sentir que es útil y activo para la sociedad, pero sobre todo, para sí mismo.

EL FUTURO DE LOS TRABAJADORES SENIORS

En una sociedad dónde se exalta la juventud como un dogma de fe es difícil entender qué podría aportar un trabajador de la vieja escuela. Pero, sin lugar a dudas, la veteranía es un grado más que añadir al currículum. Una persona mayor tiene un historial laboral amplio, por lo que podría abarcar más puestos de trabajo. Además, suelen disponer de mayor experiencia y, como ocurre en El Becario, pueden ser los mentores de los empleados más jóvenes y aportarles otros valores – como la paciencia – casi olvidados. Los trabajadores seniors poseen el recuerdo de situaciones laborales complejas que ya superaron y podrán desenvolverse con más facilidad en las que estén por venir.

El principal reto al que se exponen es que pueden ser excluidos del mundo laboral porque no tengan acceso a redes sociales o internet, ya sea porque no están interesados en ellas o porque desconocen el tema. Actualmente todo se controla a través de estas herramientas y los veteranos pueden quedar excluidos por no poseer las competencias adecuadas.

ES IMPORTANTE QUE LOS PERFILES PROFESIONALES ESTÉN ACTUALIZADOS Y FÁCILMENTE LOCALIZABLES EN INTERNET.

 

Para hacer frente a estos problemas es vital incidir en la marca personal. Ya no basta con enumerar qué ofrecemos, también hay que poner cuidado en cómo lo ofrecemos. La comunicación y la imagen personal deben servir de impulso para toda la experiencia y los logros obtenidos. Hay que evitar que los currículos de los trabajadores más experimentados se queden en el fondo, debajo de aquellos que sí han sabido cómo dar una imagen más adecuada.

NO ES LA EDAD LA QUE LIMITA NUESTRA CAPACIDAD DE ENTENDER NUEVOS CONOCIMIENTOS, ES LA VOLUNTAD.

 

Los veteranos han de ser conscientes de que deben renovarse y adaptarse a los nuevos medios de trabajo. Pero, independientemente del perfil de trabajador que se trate, esté en la edad de jubilación o no, hay que dejar de entender el trabajo como una privación de la libertad. Puesto que si te apasiona tu trabajo no tendrás la necesidad de huir de él. Como dice el personaje que interpreta Robert De Niro en su video de presentación: “Una vez oí que los músicos no se retiran cuando son mayores, sino que lo hacen cuando ya no hay música en ellos. Yo todavía tengo música”. Que siga sonando.



Simple Share Buttons